Acoso laboral o mobbing: ¿Cómo debe actuar el trabajador? | Guía 2024

¿Te sientes acosado en el trabajo y no sabes cómo actuar? El mobbing o acoso laboral es una realidad dolorosa que muchos trabajadores sufren diariamente. En esta guía completa te ayudamos a entender qué es el acoso laboral, cómo puedes identificarlo, y sobre todo, qué pasos legales puedes seguir para proteger tus derechos y tu bienestar en el entorno laboral. 

¿Qué es el Acoso Laboral?

El acoso laboral o mobbing se refiere a cualquier forma de maltrato verbal o psicológico que se produce de manera sistemática y reiterada en el lugar de trabajo. Esta conducta incluye desde comentarios despectivos y aislamiento hasta agresiones explícitas, con el objetivo de intimidar o reducir la autoestima de la víctima.

Características del Acoso Laboral

  1. Sistemático y frecuente: el acoso no consiste en un incidente aislado, sino que es un patrón de comportamiento que se repite regularmente, usualmente definido como conductas hostiles que ocurren al menos una vez por semana durante un período prolongado, frecuentemente más de seis meses.
  2. Intencionalidad: el acosador actúa con la intención de humillar, someter o desmoralizar a la víctima. Este comportamiento es deliberado y tiene como fin último alterar las condiciones de trabajo de la persona afectada o forzar su salida de la empresa.
  3. Diversidad de comportamientos: el mobbing puede manifestarse de diversas maneras, incluyendo agresiones verbales, críticas constantes e injustificadas, aislamiento social, asignación de tareas inútiles o degradantes, entre otros.
  4. Impacto negativo: las consecuencias del acoso laboral son profundamente negativas, afectando no solo la salud mental y física de la víctima, sino también su desempeño laboral y relaciones personales. El estrés crónico, ansiedad, depresión y baja autoestima son solo algunas de las repercusiones que puede sufrir quien es objeto de mobbing.

Tipos de Acoso Laboral

  • Acoso vertical descendente: es el más común y se da cuando los superiores acosan a los empleados subordinados.
  • Acoso horizontal: ocurre entre colegas que están en el mismo nivel jerárquico.
  • Acoso vertical ascendente: aunque menos frecuente, puede suceder cuando los subordinados acosan a un superior, a menudo como resultado de la dinámica de grupo.

Legislación Aplicable

En España, el marco legal que protege a los trabajadores contra el acoso laboral incluye:

  • Artículo 173.1 del Código Penal: define el acoso laboral y establece penas de prisión de 6 meses a 2 años para los culpables.
  • Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres: contempla medidas específicas contra el acoso por razón de sexo.
  • Ley de Prevención de Riesgos Laborales: obliga a las empresas a garantizar un ambiente de trabajo seguro y saludable.

Pasos a seguir por el trabajador

En el caso de que consideres que estás siendo víctima de acoso laboral y te sientas identificado con alguno de los casos mostrados anteriormente, puedes iniciar un proceso legal para solventar la situación.

1. Identificación y recopilación de pruebas

El primer paso es identificar y documentar los incidentes de acoso. Esto puede incluir:

  • Guardar correos electrónicos, mensajes y cualquier otra comunicación que evidencie el acoso.
  • Anotar fechas, horas y detalles de los incidentes.
  • Obtener testimonios o declaraciones de compañeros que hayan presenciado los actos.

2. Comunicación interna

Es esencial informar a la empresa sobre la situación. Deberías:

  • Presentar una queja formal ante el departamento de Recursos Humanos.
  • Seguir el protocolo de acoso laboral si la empresa dispone de uno.

3. Denuncia ante la inspección de trabajo

Si la empresa no toma las medidas adecuadas, puedes denunciar el acoso ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que investigará y podría sancionar a la empresa.

4. Acción Legal

  • Demandas civiles o penales: dependiendo de la gravedad del caso, puedes presentar una demanda civil por daños y perjuicios o una denuncia penal.
  • Extinción del contrato: si el acoso te ha causado daños psicológicos o físicos, puedes solicitar la extinción del contrato con derecho a indemnización por despido improcedente.

5. Apoyo psicológico y médico

No subestimes el impacto emocional del acoso. Buscar apoyo psicológico y médico es fundamental para tu recuperación y para reforzar tu caso con informes profesionales.

¿Cómo encontrar un abogado especializado en derecho laboral?

Si deseas consultar con un abogado especialista, te invitamos a rellenar el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tras ello, tu petición se enviará a Melendos, una plataforma legal de confianza que conecta a personas como tú con abogados, permitiéndote obtener presupuestos de hasta tres abogados especializados.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.