Excedencia voluntaria: requisitos, reincorporación, paro… | Guía 2024

¿Estás pensando tomarte un tiempo lejos del trabajo pero no quieres perder tu puesto? La excedencia voluntaria podría ser la opción que buscas. Este artículo profundiza en todo lo que necesitas saber sobre la excedencia voluntaria: desde los requisitos esenciales hasta el proceso de reincorporación y la relación con el derecho a paro. 

Requisitos para solicitar la excedencia voluntaria

La excedencia voluntaria es una figura jurídica que permite al trabajador suspender su relación laboral de manera temporal sin perder completamente el vínculo con su empleador. Este derecho, que permite al empleado ausentarse del trabajo por motivos personales o profesionales, está regulado bajo ciertos criterios que deben cumplirse rigurosamente. 

Antigüedad mínima en la empresa

Uno de los primeros requisitos para solicitar una excedencia voluntaria es la antigüedad en la empresa. El trabajador debe haber estado empleado en la empresa durante al menos un año. Este requisito es fundamental porque demuestra un compromiso mínimo con la organización, y también asegura que el trabajador ha tenido tiempo para establecerse dentro de la empresa antes de solicitar un período prolongado de ausencia.

Periodo de carencia entre excedencias

Además de la antigüedad, existe un requisito de tiempo que debe transcurrir entre periodos de excedencia voluntaria. Un trabajador no puede solicitar una nueva excedencia voluntaria hasta que no hayan transcurrido cuatro años desde el final de su última excedencia voluntaria. Este intervalo está diseñado para evitar que los empleados abusen de este derecho y para minimizar las interrupciones en el lugar de trabajo que pueden ser causadas por ausencias frecuentes y prolongadas de los empleados.

Procedimiento de solicitud

La solicitud de excedencia voluntaria debe realizarse por escrito y debe ser presentada a la empresa con una antelación razonable. Esto no solo es una formalidad, sino una necesidad para permitir que la empresa se prepare para la ausencia del trabajador y, si es necesario, encuentre un reemplazo temporal para cubrir el puesto. Aunque no hay un período de aviso legalmente definido, se considera una buena práctica proporcionar al menos un mes de aviso antes de la fecha de inicio de la excedencia.

Documentación necesaria

Cuando se decide solicitar una excedencia voluntaria, es fundamental presentar una solicitud por escrito. Esta debe incluir:

  • Datos personales completos: nombre, fecha de nacimiento, número de identificación y cargo.
  • Duración de la excedencia: debes especificar cuánto tiempo planeas estar fuera, respetando los límites legales de mínimo cuatro meses y máximo cinco años.
  • Razón de la solicitud: aunque no es obligatorio justificar tu motivo para la excedencia, es recomendable mencionar por qué las solicitudes.

Proceso de solicitud y reincorporación

Solicitud formal

El proceso comienza con la entrega de tu solicitud escrita a recursos humanos o a tu superior directo. Es prudente hacerlo con suficiente antelación para facilitar la transición, especialmente si tu puesto necesita ser cubierto temporalmente.

Negociación y aprobación por parte del empleador

Es importante destacar que la excedencia voluntaria debe ser aprobada por el empleador. Aunque los trabajadores tienen el derecho de solicitarla, no es un derecho incondicional a obtenerla. La empresa puede negar la solicitud calculando en necesidades operativas o si la ausencia del trabajador podría tener un impacto negativo significativo en la empresa. En tales casos, el trabajador tiene derecho a ser informado de los motivos del rechazo y puede, dependiendo del caso, buscar una resolución a través de la mediación o la negociación.

Consideraciones adicionales

Finalmente, es esencial que los trabajadores comprendan que durante el período de excedencia voluntaria no recibirán su salario y no acumularán antigüedad, aunque retienen el derecho a reincorporarse a la empresa bajo ciertas condiciones. Además, este período generalmente no cuenta para la acumulación de derechos relacionados con la pensión o el cálculo de beneficios basados ​​en la antigüedad, como la indemnización por despido.

Reincorporación al trabajo

Reincorporarte después de una excedencia voluntaria implica comunicarte con tu empleador al menos un mes antes de la fecha en que deseas regresar. Debes saber que no tienes un derecho garantizado a volver a tu mismo puesto, pero sí tienes prioridad para ocupar un puesto similar si está disponible.

Derecho preferente de reingreso

Aunque la ley no asegura un regreso inmediato a tu puesto original, sí establece un derecho preferente al reingreso en puestos similares, conforme a lo dispuesto en el Artículo 46.5 del Estatuto de los Trabajadores. Este derecho te coloca en una posición privilegiada frente a nuevos candidatos en caso de vacantes.

Relación con el derecho a paro

Uno de los puntos más delicados de la excedencia voluntaria es la relación con el derecho a paro. Tomar una excedencia voluntaria no te da derecho automático a recibir prestaciones por desempleo, ya que no se considera una situación de desempleo involuntario.

Situaciones especiales

Sin embargo, si al solicitar la reincorporación no hay puestos disponibles y la empresa no puede reintegrarte, podría considerarse un despido, lo cual potencialmente te daría derecho a paro. Es necesario que este proceso esté bien documentado para defender tu caso ante el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal).

¿Cómo encontrar un abogado especializado en derecho laboral?

Para consultar a un abogado especializado en este tipo de casos, te invitamos a rellenar el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tu solicitud se enviará a Melendos, una plataforma legal líder en España y de total confianza, la cual permite conectar a personas como tú con abogados expertos.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.