La reducción de jornada por cuidado de hijos | Guía 2024

La reducción de jornada por cuidado de hijos es un derecho que tienen los trabajadores para poder conciliar su vida profesional y personal.  Te presentamos una guía completa sobre cómo solicitar una reducción de jornada por cuidado de hijos en España, detallando los requisitos, el proceso y tus derechos y qué hacer si te la deniegan.

¿Cuáles son los requisitos y condiciones para la reducción de jornada?

La reducción de jornada por cuidado de hijos es un derecho que permite a los trabajadores ajustar sus horarios laborales para dedicar más tiempo al cuidado de sus hijos menores de 12 años. Para acceder a este derecho, es necesario cumplir con ciertos criterios establecidos por la legislación española:

  1. Elegibilidad: cualquier trabajador con hijos menores de 12 años puede solicitar la reducción de jornada. Este derecho también se extiende al cuidado de hijos con discapacidad sin límite de edad que requieran atención especial.
  2. Reducción permitida: puedes reducir tu jornada entre un mínimo de un octavo y un máximo de la mitad de la jornada habitual. La reducción debe ser proporcional al salario, lo que significa que tu sueldo se ajustará según las horas que trabajes.
  3. Proceso de solicitud: debes notificar a tu empleador tu intención de reducir tu jornada con al menos 15 días de antelación, especificando el horario deseado. Es recomendable hacer esta solicitud por escrito para dejar constancia formal.
  4. Negociación del horario: aunque propongas un horario específico, puede ser sujeto a negociación con el empleador para encontrar un equilibrio que también atienda las necesidades operativas de la empresa.
  5. Protección legal: los trabajadores que ejercen este derecho están protegidos por la ley contra el despido injustificado. Cualquier despido relacionado con la solicitud de reducción de jornada puede ser considerado nulo.

¿Cómo se gestiona la solicitud de reducción de jornada?

El proceso para gestionar la reducción de jornada por cuidado de hijos es directo pero requiere seguir ciertos pasos legales para asegurar su correcta implementación:

  1. Presentación de la solicitud: debes presentar tu solicitud por escrito, indicando claramente el inicio de la reducción y el horario propuesto.
  2. Respuesta del empleador: tu empleador tiene la obligación de responder a tu solicitud. Si la respuesta es negativa o no se ajusta a tus necesidades, es posible que tengas que ajustar tu propuesta inicial o, en casos de desacuerdo continuo, prepararte para una posible mediación o acción legal.
  3. Mediación y litigio: en caso de que no se llegue a un acuerdo, puedes presentar una demanda ante el Juzgado de lo Social. Este proceso es prioritario y urgente dado el contexto de conciliación familiar.
  4. Implementación: una vez aprobada, la reducción de jornada se implementa según lo acordado. Es vital mantener una comunicación clara con tu empleador para ajustar cualquier aspecto práctico relacionado con la nueva organización del trabajo.

¿Qué ocurre si te deniegan la reducción de jornada por cuidado de hijos?

Si te niegan la reducción de jornada por cuidado de hijos, hay pasos específicos que puedes seguir para abordar esta situación, respaldados por la legislación laboral española.

Pasos a seguir si te niegan la reducción de jornada

  1. Revisión de la negativa: primero, asegúrate de que la negativa de tu empleador esté bien fundamentada. Según la ley, el empleador debe considerar seriamente tu solicitud y solo puede negarla basándose en razones justificadas de organización o producción. Solicita que te proporcionen una explicación detallada por escrito de por qué se ha rechazado tu solicitud.
  2. Negociación: intenta negociar nuevamente con tu empleador. A veces, una pequeña modificación en tus horarios propuestos o un mejor entendimiento de tus necesidades y las de la empresa puede llevar a un acuerdo.
  3. Mediación: si la negociación directa no funciona, puedes optar por la mediación a través de servicios de resolución de conflictos laborales.
  4. Demanda judicial: si no llegas a un acuerdo después de intentar negociar y posiblemente mediar, puedes presentar una demanda en el Juzgado de lo Social. Es importante actuar rápidamente, ya que el plazo para presentar la demanda es de 20 días hábiles desde la negativa de tu empleador. Este proceso se trata como urgente en los juzgados de lo social.
  5. Actuación en el juicio: en el juicio, deberás presentar tu caso, incluyendo la solicitud inicial de reducción de jornada, la negativa del empleador y cualquier otra comunicación relevante. 

Protección legal contra represalias

Es importante destacar que los trabajadores que solicitan o están disfrutando de una reducción de jornada gozan de protección contra el despido y otras represalias. Si te despiden o sufres cualquier tipo de represalia por haber solicitado la reducción de jornada, el despido o la acción del empleador puede ser considerado nulo. Esto significa que el tribunal puede ordenar tu reincorporación y el pago de salarios atrasados, entre otras posibles compensaciones.

En cualquier caso, si has obtenido una respuesta negativa y consideras que tus derechos están siendo vulnerados, consultar a un abogado especializado en derecho laboral puede proporcionarte la ayuda que necesitas en el proceso. 

¿Cómo encontrar un abogado especializado en derecho laboral para solicitar una reducción de jornada por cuidado de hijos?

Si deseas consultar con un abogado especialista, te invitamos a rellenar el formulario disponible en esta misma página en la que te encuentras ahora.

Tras ello, tu petición se enviará a Melendos, una plataforma legal de confianza que conecta a personas como tú con abogados, permitiéndote obtener presupuestos de hasta tres abogados especializados.

Todo ello con la comodidad de gestionarlo desde tu hogar y la seguridad de estar en contacto con abogados de primer nivel.